La importancia de tener un consultor en tu negocio

El termino consultoría se remonta a los orígenes de las relaciones humanas. Constituye la reflexión en busca de una respuesta a través de los consejos más adecuados.

Se puede concluir que la consultoría es la transmisión del conocimiento y la experiencia de un hombre. Bien puede ser a un equipo de expertos con el objetivo de alcanzar más fácilmente una meta humana. Esencialmente, es la búsqueda constante de conocimiento preparado para el beneficio de otros.
La consultoría es un término vago que normalmente abarca una amplia gama de servicios. Se define consultoría empresarial o de empresas como un servicio profesional ofrecido por empresas especializadas o por profesionales en forma individual. En el primer caso estaríamos hablando de consultoras mientras que en el segundo son los consultores con experiencia o conocimiento específico en un área.

En este artículo, vamos a explicar la consultoría de negocio o empresarial. Es decir, lo que los consultores pueden ofrecer a tu empresa y cómo buscar un legítimo asesor.

¿En que consiste la consultoría de negocios?

Los consultores profesionales deben: enseñar, planear, desarrollar estrategias y ayudar a ejecutar los procesos que ayudan a las empresas a prosperar.
Hay muchos tipos de consultores y las empresas deben buscar un especialista que coincida con las necesidades que se tienen.
Los cinco tipo de consultores más comunes son: consultores de operaciones, recursos humanos, riesgo y cumplimiento, estrategia y asesores financieros.

1. Los consultores de operaciones

Ayudan a tu empresa a mejorar tus operaciones internas y el rendimiento. Las funciones de los consultores suelen ser asesorar a los clientes sobre cómo ajustar su modelo de operación, proceso de negocio, sistema de gestión de la cadena de valor para generar un modelo rentable de negocio.
La operativa de consultoría se centra en la mejora de los procesos y sistemas subyacentes a través de una amplia gama de áreas, tales como: ventas, marketing, compras, adquisición, finanzas, investigación y desarrollo.

2. El consultor de estrategia

Es el encargado de desarrollar y ejecutar un plan de crecimiento basado en datos y estudios de mercado. El consultor de estrategia normalmente se encarga de la auditoría de las ventas de tu empresa, la contabilidad y la estructura de personal. Para desarrollar una estrategia que impulse los ingresos, las ventas y la retención de empleados.

3. De recursos humanos

Se encargan de apoyar al equipo desde la base de una construcción organizada, responsabilidades y compensación del equipo. Mientras que recluta y retiene a los mejores talentos.

4. Los consultores de riesgo

Ayudan a las empresas en la creación de sistemas de dirección. Los requisitos reglamentarios, situaciones de incumplimiento de los mismos, procesos relacionados con los sistemas de información de apoyo a la riesgo y cumplimiento.
Por eso también ayuda a tu empresa a gestionar el crédito, el mercado y riesgo operacional. A través de las evaluaciones, mejoras de procesos, modelo de validaciones y revisiones.

5. Los asesores financieros

Estos consultores ayudaran a tu empresa en los sistemas, las decisiones, la toma de riesgos y la planificación.
Un buen asesor financiero ofrece proyecciones y perspectivas que ayudan a tu empresa a evitar problemas de flujo de caja. Mientras que ayuda a la construcción de un futuro rentable.

¿Cuántos tipos de consultores hay?

Hay muchos más tipos de consultores incluyendo: seguridad, educación, marketing, salud, ingeniería, ciencia, etc.
Por ejemplo, cada consultor de negocios describe sus servicios de manera diferente. Porque cada asesor trae su propio conjunto de conocimientos técnicos y de estrategia.

Conclusión

Antes de acudir a un consultor empresarial, debes saber que tipo de ayuda necesitas. Cualquier persona con experiencia puede ejercer  de consultor. Debes tener en cuenta que suelen cobrar elevados honorarios. Por lo que es absolutamente fundamental que te dirijas a empresas de asesores antes de contratar a nadie. También puedes optar por acudir a consultores freelance.

Con todos estos datos ya deberías poder encontrar un consultor apto para tu situación, ¡esperamos a ver sido de ayuda!